Llevo mucho tiempo presenciando el debate sobre si los drills o ejercicios cerrados son o no son útiles para el entrenamiento de la defensa personal.

ej: si yo te acato de esta forma me bloqueas así, luego me agarras por allá, con la mano que me has bloqueado me golpeas de esta forma, y luego una patada que inclina mi torso, para rotarme la cabeza, hacerme un barrido, y acabar mordiéndome un testículo. Repetir hasta que salga con fluidez ¿!?!¿!?!¿!?!

Bueno pues vamos al meollo…

Los que me conocen saben que no soy muy partidario de enseñar técnicas, imaginaros secuencias de técnicas cerradas dónde no puedes variar nada, y mucho menos con ejercicios que superen los dos o tres impactos, y ya ni hablamos de la inclinación inicial del otro y su forma física, lo cual condicionará su caida (y la rápidez o dirección de la misma), o su impasividad hacia nuestra primera acción cortándonos el rollo para todo lo que tiene que venir después.

Sin embargo cientos de estilos entrenan con drills, desde los más modernos, hasta los más tradicinales, y no me refiero solo a katas y bunkais, las series técnicas de jab-cross-uppercut de boxeo, tanto en sombra, al saco, a las manoplas, como al compañero que me alimenta o me hace de sparring en cierto modo también son un drill.

¿entonces es bueno o malo entrenar con drills?

Como cosas buenas yo apuntaría:

  • Entrenas a nivel físico la velocidad y resistencia cardio vascular, depende de como te lo tomes puede ser un buen ejercicio anaeróbico
  • Puede servirte para entrenar potencia
  • a cámara lenta, puedes entrenar no solo una técnica, sino la fluidez en la migración desde una técnica a otra
  • también sirven, con ejercicios colaborativos, para aprender propiocepción espacial y medir las distancias
  • una vez adquirido, el drill puede darme apertura del campo de visión, memoria neuro-muscular para ciertas acciones base como esquivas, bloqueos, encajes, o retornos de golpeo
  • y sobre todo me aporta coordinación óculo-manual y óculo-pédea, mejora mi lateralidad, y psicomotricidad general

En cuanto a cosas malas:

  • Sin estar bien posicionado en el espacio, sin estar a la distancia adecuada, sin aplicarlo en el momento correcto, y dependiendo de como lo encaje y reaccione mi contrario a cada técnica del drill, puede no servirme absolutamente para nada más que para una bonita exhibición.

Conclusión: los ejercicios como tal no solo no son malos, sino que pueden ser buenísimos, sabiendo que son ejercicios que te darán una serie de habilidades que te servirán o no en el combate real, pero que el drill ni es un combate real, ni lo podrás aplicar en un combate real.

“pues yo tengo un amigo que conoce a alguien que una vez hizo un drill en una pelea en la calle”

Tal vez con una persona ebria, intoxicada con algún fármaco, falto de experiencia en combate (ni deportivo ni de calle), y sobre todo sin una intención clara y real de hacerte pupa, tal vez te pueda salir ese hubad, ese sinawali, o esa forma de 28 movimientos de la grulla en el ojo del tigre.

Está claro que con una clara ventaja sobre mi agresor, no solo corporal, sino en conocimientos y habilidades, igual puedo jugar con él y lucirme delante de quién quiera impresionar, pero os digo ya, que no subestiméis a quién intenta haceros daño, ahí fuera el más tonto rompe cabezas cuando te descuidas, y no solo intentará haceros daño desde el segundo 0, además intentará que no le hagáis daño vosotros, con lo cual se moverá hacia dónde no te esperabas, se retorcerá como no tenías previsto, aguantará ese golpe que tus compañeros de gimnasio no soportan, y te sorprenderá en el momento más oportuno.

Regatear conos con el balón me ayudará a coger habilidades para jugar al fútbol pero regatear conos con el balón no es jugar al fútbol.

Quién entrene con drills que lo siga haciendo, pero sabiendo que son solo ejercicios, el combate no tiene nada que ver, cuando llegue el partido de fútbol necesitaréis haber echado más de una pachanguita si queréis tener alguna oportunidad, no os bastará con ejercicios regateando conos, y cuando vengan a agrediros no vendrán a que os luzcais en una gala del deporte haciendo un drill molón, vendrán a haceros pupa, olvidaros de los ejercicios, dadlo todo para salir lo mejor posible y que la suerte os acompañe.

Enric Navarro
Técnico en autoprotección

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *