¿Es posible Prevenir una agresión?

Esto es sin duda algo que les interesa a casi todos los practicantes y entrenadores de defensa personal, así que intentaré daros algunas claves sobre “identificación de agresiones inminentes”.

Siendo realistas, no se puede prevenir con certeza una agresión concreta con mucha antelación, de hecho en la mayoría de los enfrentamientos verbales que acaban con zarandeos o golpes no sabes en qué momento uno pegará a otro hasta que no le ha soltado el primer manporro. Pero lo cierto es que hay una serie de ítems que te ponen en pre aviso de cuándo va a suceder esto y cuantos más ítems se cumplan, mas seguridad tendremos de que el otro nos golpeará en vez de quedarse solo gritándonos.

Lo malo, como decía, es el tiempo. Desde que estos ítems se aprecian claramente y nos hacen presuponer que el otro nos agredirá, hasta que nos golpea, pasan segundos, a veces menos, con lo cual no puedes pararte a pensar un plan, el plan lo debes traer pensado de casa.

Os suenan frases como: “aparecieron de la nada”, “no vi los golpes”, “cuando me di cuenta estaba en el suelo con el otro encima”, “de repente estaba rodeado”?

El hecho de reconocer que el otro nos agredirá solo debe implicar en nosotros una decisión: “Actuar o No” porque la acción tiene que estar más que pensada con antelación.

Los cinco ítems a valorar para saber si nuestro agresor verbal se convertirá en agresor físico o No, son:

Lingüística
Proxemia
Kinesiología
Sinergología
Neuro-Psicología

Lingüística:

Cuando alguien entra en bucle (disco rayado) y no deja de decir que te va a pegar, se está autoconvenciendo, cuantas más veces lo diga, sobre todo si hay testigos, más posible es que suceda, sino, podría quedar como un mentiroso, un cobarde, o alguien que no cumple lo que promete.

Tratamos de cortar su conversación, cuantas menos veces lo diga, mejor.

Proxémia

Es la ciencia que estudia las distancias, calificándolas en 4 básicas:
– pública (más de 3,5 metros)
– social (entre 3,5 y 1,5 metros)
– personal (entre 1,5m y 45 cm)
– íntima (menos de 45cm)

Cuando un desconocído que nos dice cosas feas más se acerque, más posibilidades hay de que me pegue. Tratamos mediante una guardia de mantener la distancia esto nos permitirá tomar decisiones más claras, esquivar mejor los golpes, que lo tenga más dificil para llevarnos al suelo, incluso que no llegue a pegarnos si no puede entrar en su distancia adecuada dónde se sienta cómodo.

Kinesiología

Es la ciencia que estudia el comportamiento del cuerpo. Nos fijaremos en varias cosas. La apertura corporal, separar pies y manos de las caderas. Elevación de mentón, y retirada de hombros principalmente. Cualquier animal (sobre todo mamiferos), tratan de aparentar mayor tamaño y ocupar más espacio antes de un enfrentamiento.

Una persona que venga hacia nosotros ocupando mucho espacio mientras nos amenaza, es un potencial agresor, mucho más que alguien que viene con las manos en los bolsillos, o los hombros caídos.

Sinergología

Aquí deberíamos hablar de Paul Ekman y el lenguaje de las emociones. en internet tenéis mucha info y existen gran cantidad de cursos hablando del tema. Yo recomiendo los de Juan Manuel García López. Uno de los mayores expertos de toda España en sinergología. verdaderamente bueno.

A saber, hay dos emociones que están más cerca de la agresión que el resto:

La IRA, caracterizada por crear una V con las cejas, que aparezcan en el entrecejo una serie de líneas verticales llamadas cresta de león, y tensión en casi toda la cara y labios.

y el Desprecio, la única emoción que nos vuelve la cara asimétrica retrayendo y elevando solo un lateral del labio en vez de los dos de manera simultánea.

Neuro-Psicología

Esta es la foto que os traigo, os recomiendo ver vídeos y más vídeos de agresiones reales que comiencen con discusión. Os sorprenderá ver la gran cantidad de ellas en las que se puede reconocer el mismo patrón.

Es de dominio público que el cerebro se divide en dos hemisferios, y las sinápsis neuronales de cada uno responden a distintos pensamientos y comportamientos, asociándose el lado izquierdo a la razón (pensamiento matemático, lingüistica, razonamiento, códigos, etc) y el lado derecho a la emoción (intuición, imaginación, sentido artístico y musical, etc).

También se sabe que (independientemente de ser zurdo o diestro), cada hemisferio del cerebro gestiona la movilidad psicomotriz en el lado contrario.

El hecho de que en una discusión, alguien nos amenace con su mano derecha (hemisferio izquierdo/racional), y de repente comience a gesticular con su mano izquierda (hemisferio derecho/emocional) implica tener un pico de emoción, pérdida de control lógica de la situación y por lo tanto mayores posibilidades de agresión física.

En la secuencia de fotos tomada de un vídeo al azar de los miles que hay, el tipo alto sin camisa se acerca al de camiseta azul, recriminándole cosas. El de azul, usa su mano derecha (razón), auto-señalándose el pecho en actitud defensiva (verbal). Cuando el alto sin camisa sigue intimidándole y gritándole cosas no demasiado agradables, el de azul en el cuadro 3 le invita a marcharse, pero ya lo hace con la su mano izquierda (lado derecho del cerebro, emoción), y al no callarse el alto sin camisa, usa la misma mano para golpearle en la foto 4.

ojito a los cambios de hemisferio en discusiones, factor decisivo de que en pocos segundos llegan los golpes.

Como siempre, espero que sea de utilidad, y por supuesto, agradezco criticas, sugerencias y comentarios, y que lo compartáis en vuestros muros.

un saludo

Enric Navarro
Técnico en Autoprotección y Protección a terceros
www.enricnavarro.es

Share