Los 4 pilares del combate:

Veo con frecuencia carteles de cursos dónde en mi opinión se abusa de la palabra “Técnica”. Todo el mundo quiere aprender técnicas, y en muchos gimnasios y dojos, muchos maestros se limitan a enseñar técnicas y solo técnicas, como si todo lo demás no existiera.

Cualquier peleador, bien deportivo o bien que desee prepararse para la defensa personal debe profundizar en el estudio de 4 pilares básicos del enfrentamiento, a saber:

– Posición
– Distancia
– Tíming
– Técnica

y sí, dejo la técnica para el final.

– En posición, quiero hacer referencia al lugar que ocupamos en el entorno. No es lo mismo ocupar el centro del cuadrilátero que estar acorralado en una esquina. Lo mismo pasa en una agresión en domicilio, vía pública, o cualquier otro escenario. A nivel movilidad, huida, visión, etc, incluso a nivel psicológico, es preferible tener espacio para maniobrar, en vez de tener que actuar mientras estás acorralado. Existen formas para intercambiar espacios con nuestros agresores.

– En cuanto a distancia, hablo de distancia de seguridad. Dibujemos un círculo imaginario alrededor de nuestro agresor. Ese círculo tendrá un radio igual a la distancia entre su pie y su cadera, y el centro de este círculo será siempre su pie delantero. Si nos situamos dentro de ese circulo somos susceptibles de recibir desde un patadón con la pierna trasera del malo hasta un cabezazo en función de lo cerca o lejos que estemos de nuestro agresor. Sin duda alguna la mejor opción frente a un impacto no es el encaje, ni la absorción ni la esquiva, es simplemente no estar allí, estar fuera de distancia.

– Timing. Aquí hago referencia al momento del movimiento. Para mantenerme fuera de su círculo deberé moverme siempre que él mueva su pie delantero (para tratar de no entrar en su círculo), mantenerme fuera en dinámico es altamente complicado, y deberemos entrenarlo mucho. Cuando entro en su círculo, qué línea de avance y con qué angulación, y cómo salgo después también es algo que debemos entrenar mucho, incluso sin golpes. Es mucho más que un trabajo de sombra, es un trabajo de sombra con footwork acorde a los movimientos en dirección y velocidad del que tengo enfrente.

– Técnica. Para mi, la parte menos importante de las 4, y no digo que no tenga importancia, tiene muchísima, armado, trayectoria, impacto, foco, par de fuerzas, potencia, velocidad de reacción, finalización, retirada, equilibrio, mantenimiento de guardia, coberturas implícitas, incluso mirada.

Esta claro que cuanto más entrenemos una técnica, o un catálogo técnico mejores seremos en combate, siempre y cuando no estemos acorralados contra una esquina, dentro del circulo de impacto de nuestro agresor, y cuando este se mueva no nos quedemos quietos a verlas llegar.

Tsun Tsu el gran libro de la guerra dice:

“Estratégia es cómo imagina el general la batalla antes de que todo empiece. Táctica son las decisiones que toman los soldados en el campo de batalla. Técnica es solo el movimiento de la espada” y yo añado: “y todos podemos tener un mal día”

Caballeros, dejémonos de cursos de técnicas, y pasemos a entrenar en base a tácticas, que sin duda alguna, saldrán solas si se entrena sobre los 4 pilares en lugar de solo uno. Cuantas más experiencias vivencie en el entrenamiento, mejor será mi toma de decisiones en un conflicto real.

Que paséis buen fin de semana, y pensad 😉

www.enricnavarro.es

Share