Tipos de Agresores:

Hoy muchos nos hemos despertado con la noticia en diversos medios sobre la agresión a la directora del semanario satírico español “el jueves”, tras una portada dónde se ridiculiza el auge de los movimientos de ultra-derecha en Europa.

Según cuentan los medios, volvía de hacer footing, y a punto de entrar en su casa, alguien la esperaba en el portal, y le ha propinado un puñetazo, dándose posteriormente a la fuga.

Independientemente si los diferenciamos por su intencionalidad o por sus características psicológicas, hablamos de dos tipos de agresores:

Por su intencionalidad:
– No premeditados y
– Premeditados.

Los No premeditados, son personas con las que nos resultará más o menos sencillo resolver cualquier problema en función de la gravedad del hecho, el número de implicados, las características físicas del agresor o agresores (y su intuición de posibilidades de éxito), dónde se desarrollen los hechos, el nivel cultural y capacidad de gestión de los agresores, etc.

Son personas que por un motivo eventual (ego, estrés, necesidad concreta, etc), no ven un resultado a corto plazo y ante su falta de recursos para lograr su objetivo deciden emplear la violencia.

Habitualmente, según la criminología, siempre habrá tres fases:

Aproximación,
Control de la situación, el entorno y la víctima (evaluación),
y Agresión física

Que yendo a un esquema más desglosado nos daría:

Intimidación/amenazas,
Acercamiento/evaluación verbal,
Evaluación física (en caso de no ser la anterior positiva),
y Agresión física

Los premeditados, sin embargo, son personas que parten de una gran ventaja táctica respecto a los otros, ya que deciden el espacio, el momento, la víctima y las herramientas a usar en la agresión. Todo esto les da un plus de peligrosidad, que estriba en el tiempo de reacción para enfrentar la agresión, ya que toda esta premeditación, pilla por sorpresa tanto a la víctima como a los posibles observadores, desapareciendo las fases de la agresión que veíamos antes.

Si nos vamos a la clasificación de agresores en función de sus características psicológicas, nos encontramos con:
– Tipo Pítbull
– Tipo Cobra

Los tipo Pitbull o de sangre caliente, se corresponden con los agresores no premeditados.

Personas dependientes e influenciables por el grupo, con baja autoestima y necesidad de demostrar su posición gerárquica en el grupo y la sociedad, irascibles e impulsivos, y en los momentos de la agresión habitualmente en contacto con alcohol o otras drogas.

Los tipo Cobra, o de sangre fría, se corresponden con los agresores premeditados.

Personas independientes, inteligentes, frías y calculadoras, muy seguras de sí mismas, y que no necesitan ningún tipo de sustancia para acometer la agresión.

Reflexión:

¿tenemos en cuenta los tipos de agresor en nuestros entrenamientos de defensa personal?

¿consideráis que hay modos de entrenar los ataques por sorpresa?

¿cuando entrenamos defensa personal, comenzamos los ejercicios por la agresión física o teatralizamos la intimidación, acercamiento y evaluación también? (enseñanza con método global vs método analítico)

En posteriores posts os explicaré como entreno las tácticas (toma de decisiones) en clase, no solo de técnicas (bloqueos, ataques, etc) vive el alumno, para hacer así, más completo nuestros sistemas de defensa personal.

Un saludo y como siempre agradezco los likes y comentarios y os invito a compartirlo dónde consideréis oportuno.

Enric Navarro
www.enricnavarro.es

Share